Volver a la Luna y quedarnos en ella, una posibilidad gracias a la impresión 3D de casas lunares

0
37

La NASA tiene entre manos un proyecto muy interesante, llevar a la Luna máquinas capaces de imprimir en 3D casas lunares que serían perfectamente habitables y funcionales, y que se podrían fabricar a gran velocidad y con un nivel de costes muy reducido. Estas casas serán ocupadas tanto por astronautas como por civiles que estén dispuestos a emprender tan importante aventura.

Para fabricar esas casas en la Luna no solo se utilizarían impresoras 3D muy particulares, como se puede ver en la imagen adjunta, sino que además se recurriría a los propios materiales que están presentes en la superficie de nuestro satélite, como rocas lunares, fragmentos de minerales y polvo. Todos estos recursos son de fácil acceso porque, como he dicho, están presentes en la superficie, no habría que realizar excavaciones.

Sacar adelante un proyecto de esta envergadura requiere tiempo, conocimientos y recursos. Para afrontarlo con garantías la NASA está colaborando con ICON, una empresa de construcción afincada en Austin (Texas), que utiliza impresión 3D para crear casas. Esta empresa tiene bastante experiencia trabajando con dicha tecnología ya que, a día de hoy, ha fabricado cientos de estructuras con la impresión 3D, entre las que destacan los hogares resistentes a huracanes que produjo en México.

Luna

Gracias a la impresión 3D que utiliza ICON es posible crear casas pequeñas en un lapso de tiempo de solo 48 horas, lo que  la convierte en un punto de partida ideal para abordar este objetivo de crear casas lunares. Pensad en lo que supondría llegar y poder tener las primeras casas terminadas en solo 48 horas, esto nos daría un punto de partida estable en muy poco tiempo, y nos permitiría seguir avanzando en la creación de una colonia lunar más compleja sin esfuerzo y con pocos recursos.

Obviamente la impresión de casas en 3D resulta mucho más compleja en la Luna, ya que tiene que afrontar unas condiciones adversas que dificultan todo lo relacionado con el proceso de construcción, y al mismo tiempo las viviendas deben cumplir con una serie de requisitos de seguridad que son fundamentales para garantizar la superviviencia de la colonia, como por ejemplo la protección contra el vacío del espacio, contra la radiación y las temperaturas extremas, y también contra los micrometeoritos.

La NASA ya lleva tiempo trabajando en este tema, y está preparando el terreno para empezar a realizar simulaciones en la Tierra con hormigón lunar, un material que en teoría podría resistir temperaturas de hasta 1.871 grados C. Para la fabricación de otros elementos clave, como puertas y mobiliario, también están trabajando con empresas privadas en otros materiales.

Si todo va según lo previsto, puede que a partir de 2040 tengamos todo lo necesario para poder empezar a establecer la primera colonia en la superficie de la Luna. Será algo muy arriesgado y peligroso, porque cualquier cosa que salga mal puede suponer una muerte asegurada, pero ya sabéis cómo es el tema de la exploración espacial, una aventura muy peligrosa y complicada, pero fascinante y llena de posibilidades.

La entrada Volver a la Luna y quedarnos en ella, una posibilidad gracias a la impresión 3D de casas lunares se publicó primero en MuyComputer.