Tesla: “experimentos en la vía pública”

0
38

La imagen pública de Tesla, estos últimos tiempos, ha decaído sustancialmente con respecto a la que tenía hace unos pocos años, y lo cierto es que hay varias razones para que esto haya ocurrido. La primera, en mi opinión, la encontramos en la permanente venta de humo en la que se ha instalado la compañía o, para ser más exactos, especialmente su máximo responsable, Elon Musk, una persona que ya nos ha demostrado por activa y por pasiva que tiene una relación complicada con la realidad.

He tenido que recurrir a la hemeroteca para recordar la primera ocasión en la que Musk afirmó que Tesla alcanzaría el nivel 5 de conducción autónoma a corto plazo. Fue en 2016, momento en el que Tesla se encontraba en el nivel 2, y según afirmaba, tal hito se produciría en unos dos años, es decir, que en 2018 sus vehículos ya no tendrían que equipar volante ni pedales, pues serían 100% autónomos. Tal plazo no se cumplió, pero a principios de 2021 afirmó que antes del final de ese mismo año lo conseguirían. Estamos a semanas de finalizar 2023 y, ¿sabes qué nivel de conducción autónoma ofrece Tesla en la actualidad? Efectivamente, nivel 2.

Esto, además, debemos acompañarlo del uso de términos engañosos, como referirse a su software como Full Self-Driving, pese a estar muy lejos de alcanzar dicho estatus. La única buena noticia a este respecto es que, poco a poco, pero van surgiendo barreras para intentar evitar que la compañía pueda seguir vendiendo humo. Y la mala, la peor de entre varias, es que la situación con su sistema Autopilot ha resultado ser mucho peor de lo que Tesla aparentaba de cara a la galería.

Tesla: “experimentos en la vía pública”

Parte de lo que sabemos de las interioridades de Tesla lo sabemos gracias a filtradores como Lukasz Krupski, un extrabajador de la compañía que filtró mucha información interna al respecto, poniendo a la compañía en una complicada situación. Pues bien, según podemos leer en The Verge, Krupski ha afirmado, en una entrevista concedida a la BBC, que los vehículos de Tesla son «experimentos en la vía pública«, y que por lo tanto están poniendo en peligro a muchas personas, tanto a los propietarios de los mismos como a cualquier transeúnte que se cruce en su camino con ellos.

Tras ser despedido de Tesla, entre otras razones por tomar fotografías para documentar los problemas de seguridad, Krupski filtró mucha información interna de Tesla a Handelsblatt, un diario alemán, razón por la que fue demandado por la empresa de Musk. Sin embargo, pese a la amenaza que esto supone y los múltiples problemas personales que le ha ocasionado, ha decidido seguir plantando cara y divulgando públicamente lo que se cuece dentro de la compañía. Ahora, claro, lo que cabe esperar es que el duro sacrificio personal llevado a cabo por Krupski sea recogido por quién corresponde, y que se actúe en consecuencia.

La entrada Tesla: “experimentos en la vía pública” se publicó primero en MuyComputer.