Receta de croissant: Deliciosos y hojaldrados, hechos en casa

0
58
Descubre cómo hacer croissants caseros con esta receta de croissant paso a paso. ¡Disfruta de la auténtica repostería francesa en tu hogar!

¿Buscas una receta de croissant? Los croissants son una joya de la repostería francesa que todos podemos disfrutar en casa. Aquí aprenderás cómo hacer croissants caseros paso a paso y con una receta fácil de seguir.

Prepárate para sumergirte en el mundo de la repostería y sorprende a tus seres queridos con estas delicias recién horneadas.

Receta de croissant

  • Porciones: 12 croissants
  • Tiempo de preparación: 3 horas (incluyendo tiempo de reposo)

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 10 gramos de sal
  • 50 gramos de azúcar
  • 10 gramos de levadura seca
  • 250 ml de leche tibia
  • 250 gramos de mantequilla fría
  • 1 huevo (para el glaseado)
  • Mermelada (opcional, para rellenar)

Preparación

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal, el azúcar y la levadura seca.
  2. Agrega la leche tibia y mezcla hasta que los ingredientes se combinen y formen una masa.
  3. Amasa la masa en una superficie enharinada hasta que esté suave y elástica.
  4. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar durante 30 minutos.
  5. Por mientras, extiende la mantequilla fría en un rectángulo entre dos hojas de papel mantequilla. Debe ser del mismo tamaño que la masa. Tras esto, refrigera la mantequilla durante 30 minutos.
  6. Pasado el tiempo, extiende la masa en un rectángulo y coloca la mantequilla en el centro.
  7. Dobla la masa sobre la mantequilla, sellando los bordes.
  8. Gira la masa 90 grados y estira nuevamente.
  9. Repite el proceso de doblar y estirar dos veces más.
  10. Refrigera la masa durante 30 minutos entre cada pliegue.
  11. Para formar los croissants, estira la masa en un rectángulo y córtala en triángulos.
  12. Enrolla cada triángulo desde la base hasta la punta para formar el croissant.
  13. Coloca los croissants en una bandeja y déjalos reposar durante 30 minutos.
  14. Precalienta el horno a 200°C.
  15. Bate el huevo y úsalo para glasear los croissants.
  16. Hornea durante 15-20 minutos o hasta que estén dorados.
  17. ¡Listo! Sirve los croissants calientes y frescos. Puedes rellenarlos con mermelada si lo deseas.