Países Bajos ha legalizado una controvertida y novedosa forma de ahuyentar a los lobos: dispararles paintball

0
36

Países Bajos ha legalizado una controvertida y novedosa forma de ahuyentar a los lobos: dispararles paintball

Si viajas a Hoge Veluwe, un parque nacional situado en la provincia de Gelderland, Holanda, quizás te encuentres con una estampa poco convencional: lobos con pelaje salpicado de manchurrones multicolor. La imagen es curiosa; su origen, aún más. Un tribunal acaba de dictaminar que allí las autoridades pueden usar pistolas de paintball para ahuyentar a los lobos «desviados» cuando supongan una amenaza para los humanos. La decisión ha llegado precedida de un intenso debate, pero la conclusión del magistrado es demoledora: «No hay otra solución satisfactoria».

Para entenderlo hay que remontarse a hace varios años.

Espantar lobos con pintura. La decisión es tan sorprendente —tanto por el fondo como la forma— que ha acabado saltando a medios internacionales como The Guardian, la cadena ABC News o The Telegraph. Un tribunal holandés acaba de dictaminar que las autoridades pueden disparar con pistolas de paintball a los lobos «desviados». Al menos en en un popular parque nacional del país y siempre y cuando se den ciertas circunstancias. La resolución es llamativa porque centra el foco en una especie protegida y amparada ya por el Convenio de Berna, aprobado en 1979. El objetivo: ahuyentarlos cuando puedan suponer una amenaza.

«No hay otra solución satisfactoria». La frase es del tribunal holandés, que acompaña su sentencia de algunos de las reflexiones que le han llevado a dar carta blanca para que las autoridades lancen bolas de pintura a los lobos que se acercan a la gente. «Que parezca tener cada vez menos miedo de las personas no significa que el animal no pueda volverse agresivo y morder», razona el tribunal.

En Hoge Veluwe se ha optado ya por otras estrategias, como intentar alejar a los ejemplares más atrevidos con gritos, aunque sin demasiado éxito. La opción del spray de pimienta tampoco se consideró adecuada por sus riesgos. «No hay otra solución satisfactoria que disparar al lobo con una pistola de paintball y… es necesario en interés de la seguridad pública», zanja. Queda ahora la incógnita de cuándo comenzará a usarse pintura en el parque para alejar a los lobos.

Nueva decisión, vieja polémica. El dictamen holandés es reciente, de enero, pero la polémica sobre el uso de pistolas de paintball para alejar lobos en Holanda tiene ya unos cuantos años. Si la última resolución del tribunal ha despertado el interés de los medios internacionales, en noviembre de 2022 lo hacía la decisión del gobierno de Arnhem de autorizar el uso de bolas de pintura para espantar a los lobos que se aproximaban demasiado a humanos y evitar los riesgos que esas visitas implicaban. «Tenemos que hacer que vuelvan a tener miedo de la gente», señalaba por entonces un portavoz de Güeldres, al este de los Países Bajos.

La medida no se adoptó sin más. Las autoridades recurrieron a las balas de paintball después de que circulara por las redes un vídeo que mostraba un lobo acercándose a una familia en Hoge Veluwe. En la grabación se observa a una pareja con niños que ve con inquietud cómo uno de los ejemplares del parque camina hacia ellos. El gobierno argumentó que, además de garantizar que los animales se mantengan a al menos 30 metros de la gente, las bolas de pintura permiten a los guardas reconocer a aquellos que ya han sido marcados.

Decisiones y debate. El uso de balas de pintura para espantar lobos acabó llegando a la justicia, que en principio no consideró suficientes los argumentos esgrimidos por las autoridades de Gelderland para emplear pistolas de paintball. Para reforzar su postura, la provincia acabó recurriendo a un experto en comportamiento de lobos que registró 14 casos de animales que parecían haber perdido el miedo a los humanos, incluida una hembra que se aproximaba a los fotógrafos, ciclistas y senderistas.

Dutch News asegura que el especialista enumeró otros casos de Alemania o incluso en el Parque Nacional Yellowstone, en EEUU, en los que se ha recurrido a bolas de pintura para alejar lobos. Intentar alejarlos con gritos solo funciona durante un tiempo —razonó— y el uso de gas pimienta puede dañarles los ojos.

La postura de los ecologistas. El uso de pistolas de paintball no ha gustado al grupo conservacionista Faunabescherming, que ya ha mostrado su “decepción”con la decisión del tribunal y advierte de que el foco real del problema no son los lobos, sino cómo los tratamos los humanos y alteramos su comportamiento: «La culpa realmente recae totalmente en el incumplimiento de las reglas del parque y el comportamiento de los visitantes», explica su portavoz, quien señala que la gente ofrece comida a los animales para aproximarse a ellos y tomar fotos: «El problema era realmente de las personas, no de los lobos. Una vez que se detuvo la alimentación, el lobo volvió a su comportamiento normal».

Más allá de Holanda. El lobo y su protección no solo es noticia en la provincia de Gelderland u Holanda, donde la caza devastó la población de estos mamíferos en el siglo XIX y que ha visto cómo empezaban a regresar a mediados de la década pasada. En diciembre de 2023 la Comisión Europea (CE) propuso rebajar el estatuto de protección del lobo, que pasaría de considerarse «estrictamente protegido» a solo «protegido». El objetivo: permitir una mayor flexibilidad en la gestión de sus poblaciones en Europa.

El organismo encabezado por Ursula von der Leyen argumenta que el estatuto actual se basa en datos científicos recabados hace décadas, en 1979. Los últimos datos sobre la especie muestran que en la UE habitan cerca de 20.300 lobos, 900 más que en 2022.

Imagen de portada: Anthony Sebbo (Unsplash)

En Xataka: +500% linces, +1.800% lobos grises: los grandes predadores de Europa están volviendo a la vida


La noticia

Países Bajos ha legalizado una controvertida y novedosa forma de ahuyentar a los lobos: dispararles paintball

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.