Netflix está redoblando su apuesta contra las cuentas compartidas por un motivo simple: le ha ido muy bien

0
23

Netflix está redoblando su apuesta contra las cuentas compartidas por un motivo simple: le ha ido muy bien

Llevamos poco menos de un año hablando de la discutida medida de Netflix de prohibir las cuentas compartidas. La compañía lleva anunciando la medida ya varios meses, pero había usuarios que no habían recibido el aviso, o bien se les activaba de forma esporádica. Al parecer, desde ayer Netflix está enviando avisos de nuevo.

Si hemos iniciado sesión en un dispositivo «fuera de nuestro hogar», aprobaremos el inicio de sesión con un código temporal, aunque el funcionamiento exacto de este código aún despierta ciertas dudas. Te recordamos que aquí te damos todas las claves sobre el funcionamiento de las limitaciones: cómo se configura el hogar principal y qué duración tiene el código temporal que proporciona Netflix.

Pese a la negativa reacción inicial al anuncio inicial de que se iban a acabar las cuentas compartidas, a Netflix no le está yendo demasiado mal después de aquello. Tanto este anuncio como el de las nuevas tarifas con publicidad y la subida de precios no han hecho mella en las cuentas de una plataforma que parece invencible y cada vez más dominante frente a la competencia. A diferencia de los dubitativos resultados financieros que Warner o Disney presentan trimestre tras trimestre, con espectaculares caídas de suscriptores, Netflix no deja de engordar sus cuentas con más clientes y más beneficios.

Amar ya no es compartir una contraseña

Lejos quedaron los tiempos de «Amar es compartir una contraseña» que decía Netflix en Twitter. Y lo cierto es que sin duda la plataforma haría sus previsiones y estudios antes de dar un paso como este, que le granjeó tantas antipatías. En países como España, uno de los primeros en sufrir los recortes, la firma de estudios de audiencias Kantar afirmaba que un millón de personas habían abandonado el servicio.

Y los primeros números no fueron halagüeños a primera vista. En el primer trimestre de 2023, sumaba solo 1’75 millones de nuevos suscriptores, una bajada espectacular con respecto a los 7’66 millones del último trimestre de 2022. Sin embargo, la plataforma crecía un 4’9% y las previsiones eran extrardinarias, con ingresos de 8.200 millones de dólares. Un año después, hace unas semanas, Netflix anunció unos resultados extraordinarios.

El secreto está en que, como comunicaba Netflix a sus accionistas ese mismo mes, «a medida que los usuarios que usaban cuentas compartidas empiezan a activar sus propias cuentas y los miembros existentes añaden cuentas de ‘miembro extra’, vemos que aumenta la adquisición y los ingresos». Es decir, quizás caiga (al principio) el número de nuevos usuarios totales, pero la situación se estabiliza a su favor. Puede ser uno de los motivos para los que, desde enero de 2025, se vayan a dejar de dar cifras totales de suscriptores, para no enviar mensajes erróneos a los medios de que esta cifra desciende, ya que los beneficios están en otra parte.

Mientras tanto, la competencia adopta medidas similares, algunas de ellas amenazando con la expulsión de los servicios si se comparten cuentas. Van, en cierto modo, a rebufo de Netflix, que les lleva la ventaja de saber que su penetración es incomparablemente más alta que la de sus competidoras. Otro tanto sucedió con los anuncios: prácticamente todas han anunciado que las incorporarán a sus programas, pero quizás no todas salgan tan bien libradas como Netflix.

Cabecera | Xataka 

En Xataka | Las subidas de precios están creando un nuevo tipo de espectador de streaming: los que cambian de plataforma sin parar


La noticia

Netflix está redoblando su apuesta contra las cuentas compartidas por un motivo simple: le ha ido muy bien

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.