Néstor Cantillana: «Ya con las cosas que puedo ver, yo rechazaré totalmente»

0
22

En Palabras Sacan Palabras conversamos con el reconocido actor Néstor Cantillana, en donde abordamos la llegada del musical “Casi Normales”, el éxito del pódcast «Caso 63», sus impresiones del panorama gobierno actual y el proceso constituyente.

El musical “Casi Normales” ha recibido aplausos y numerosas ovaciones desde el 2008. Ganando premios Tony y el Pulitzer a mejor guion. La obra ya ha pasado por teatros de Argentina y España, y ahora llegará por primera vez a Chile. La obra que aborda la salud mental contará con las actuaciones de Néstor Cantillana y Elvira López

El musical estará en la cartelera del Teatro Municipal de Las Condes desde el 12 de octubre hasta el 19 de noviembre.

¿Te gustaba el rock o cantar de chico?, ahora que decides estar en un musical como este.

«Siempre me ha gustado el rock. Me gusta entre Nick Cave y Buddy Richard. Tocaba un poco de piano y ahora estoy más disciplinado, porque los musicales en cuanto a eso hay que ser superriguroso. De hecho me había juntado con el director para agradecerle por la invitación, pero para decirle que no podía», declara el actor nacional.

¿Y cómo te convencieron?

«Me convencieron demasiado porque leí el guion. Como yo no sabía nada de este género, leí las canciones como si fuera diálogo y es una obra tremenda, es profunda y emocionante y se mete en el tema de la salud mental con una estructura musical que juega con eso. Esta es una familia compuesta por mamá, papá e hijos y novio de la hija. Esta madre tiene bipolaridad. Estamos en el 86, no se habla tanto de la bipolaridad y se hablaba más de la manía depresiva, entonces está el tema de lo que sufre esta mujer y además de como su enfermedad también toca y remueve y complejiza la familia completa. Hay un tema de un duelo no resuelto que está como habitando ese espacio familiar»

«Es un musical muy atípico porque, en general, los musicales tienen muchos actores y esta es solo una familia. Tiene escenas actuadas y cantadas y como estructura musical está en clave rock, lo que lo hace muy entretenido. Se ganaron todos los premios y como estructura musical tiene un poco lo que es la bipolaridad porque cuando la protagonista está arriba, la música es brillante y todo es genial. Pero cuando cae en la melancolía, es una cosa muy emotiva y es imposible no llorar. Porque todos tenemos algún conocido en la familia que este así y además no es solo hablar de la bipolaridad, sino que reflexionar también el uso de los fármacos y qué es estar bien»

«Fue polémica justamente por eso, es lo interesante, porque además de ser un espectáculo que entretiene y conmueve, son de esas obras que te mantienen en la conversación un par de días después. No son temas que se comenten, entramos de lleno en la vida, en la psiquis, en la emocionalidad de la protagonista y de la familia y el entorno»

Han venido varios artistas de teatro con éxitos bien rotundos, ¿por qué está volviendo el teatro musical al interés de las personas?

«Hay algo hermoso con la música. Tiene que ver con lo que hacen ustedes. Hay un músico y filósofo francés, que dice que la música es tocar a la distancia. La música son vibraciones, es como la diferencia de escuchar la música fuerte a un concierto y la posibilidad que te da el teatro musical; te da el poder de transmitir las emociones cantando y eso es superincreíble. Además, hay que bailar, es claro, es la otra guinda de la torta, pero el hecho de poder transmitir música cantando lo hace como un auto que transporta tus emociones a la cresta. Yo me siento muy privilegiado y estoy muy contento por este proceso potente y amoroso, conducido con mucho respeto y profesionalismo», añade Néstor.

En la pandemia te toca el hacer pódcast y eso fue un descubrimiento importante para ti que quizás se relaciona con tu oído, ¿Cómo fue para ti?

«Fue entrar en un mundo desconocido. Yo había trabajado en pandemia por una cosa de que hay que parar la olla haciendo traspaso de obras de teatros. Me estaba metiendo ahí cuando aparece esta genial invitación de Emisor Podcasting y fue superbonito entrar en ese mundo. Grabamos en pandemia y en las noches nos llevaban los equipos como miniestudio», cuenta Cantillana.

Una burbuja que se transforma en un mega éxito ¿A qué crees que se deba?

«Es superpotente eso, estamos muy acostumbrados a las imágenes y cada vez más los niños incluso ven todo rápido y todo fácil, pero lo interesante del mundo sonoro es que aunque escuchemos lo mismo imaginamos distinto y eso es superinteresante. A mí me encanta imaginar el fuego en la tribu, y me da la sensación de que le piden a los viejos que cuenten las historias, en tal momento del año con la luna, no sé. Entonces creo que son rituales y pasa un poco con la comedia musical y cuando vi esta obra vi que era un drama terrible y cuando caché la parte musical ahí caí en cuenta que era algo maravilloso», declara el  actor Néstor Cantillana.

¿Por qué te mueves a Valdivia?

«El cambio a Valdivia fue por un cambio de vida. Queríamos estar más relajados respecto de la ciudad y ya mi hijo, el más grande cuando salía con el celular caminando por la calle, estábamos medio apanicados y fue una opción de tranquilidad y de bajar un par de cambios. Hace un par de años que ya no hago teleseries y cuando decidí que no, en el fondo las películas y las series se graban donde sean», dice el entrevistado.

«Me decidí alejar de las teleseries», ¿Por qué dices eso?

«Con el tiempo uno se vuelve más mañoso y con el tiempo uno exige más y quiere hacerlo mejor y en el cine, uno puede profundizar, como una cosa matemática de tiempo, como las teleseries diariamente tiene un timing de 16 escenas por día y aunque tengas a Robert de Niro, es muy complejo poder profundizar. Eso es lo que me empezó a generar resistencia porque yo quería más. “Pacto de sangre” fue la última, pero fue algo superbonito que dentro del formato, a pesar de las complicaciones pude darlo todo. Fue un personaje muy bonito y me pude meter ahí y pensé que no podría hacer un personaje así de bien escrito de inmediato, pero por ahora estamos en el aguante de un “veamos cuánto dura la adolescencia de mi hijo», expresa Cantillana.

¿Cómo ves el momento político que vivimos ahora?

«Yo encuentro que todo es bien decepcionante»

¿Incluye a Boric eso?

«No. Me refiero al proceso constituyente. A toda esta cosa de los republicanos y esta voltereta de los amarillos y retroceso de ellos, es bien triste todo esto. Yo soy totalmente pro Boric, es mi presidente y estoy totalmente contento con lo que se ha hecho. Mi disolución tiene que ver con este proceso. Es difícil tener esperanza de que algo bueno salga de ahí. Es bien triste, porque una cosa son las diferencias políticas, pero retroceder en cosas que se han ganado con el tiempo y que tengan que ver con cosas básicas, hace preguntarme cómo vamos a volver tan atrás. Pero bueno, en el momento que se tenga que hacer algo, haremos lo que se pueda. Ya con las cosas que puedo ver, yo rechazaré totalmente», responde el actor.

¿Qué hiciste en el momento del rechazo?

«Estaba bien triste. Pero tampoco se le puede echar toda la culpa a las fake news y todo eso. Nos pasamos quizás tres pueblos y hay que reconocer eso también. Hay tantas cosas que uno debería firmar en un proyecto de constitución que son, derechos. La salud, la educación, los derechos humanos, si uno pudiera comunicar tres o cuatro cosas más simples, eso sería todo. Y pelear por el bien común que tiene que ir más allá de derechas o izquierdas», concluye el actor Néstor Cantillana.

La entrada Néstor Cantillana: «Ya con las cosas que puedo ver, yo rechazaré totalmente» se publicó primero en Futuro Chile.