Los avisos de Microsoft frente al final del ciclo de vida de Windows

0
47

Microsoft ha ido variando la estrategia a la hora de advertir a los usuarios sobre el fin del ciclo de vida de Windows a lo largo de los años y las versiones. El pequeño clip que te traemos hoy a modo de curiosidad nos ofrece un vistazo simple de cómo han ido variando estas advertencias, desde los mensajes informativos, educados y respetuosos, hasta los más agresivos que llegaron incluso a actualizar los sistemas por sí mismos, en contra de la decisión de los clientes.

Nada dura para siempre y en tecnología todo dura bastante menos de lo que el bolsillo de los consumidores y un planeta abrumado ante tanta basura electrónica podrá aguantar. El enfoque de la industria (en general) es el de comprar y consumir dispositivos nuevos consecutivamente sin pararse a reparar. En software más de lo mismo. Es bien conocido cómo se ha recortado artificialmente el soporte de software para obligar al usuario a comprar nuevos dispositivos en un fenómeno conocido como obsolescencia programada que se ha utilizado (y algunos fabricantes todavía usan) masivamente en móviles inteligentes.

El ciclo de vida de Windows (desde XP a 10)

Microsoft establece la duración de sus productos de software mediante una directiva que fija su ciclo de vida útil (EOL por sus siglas en inglés). Bastante antes de que se cumpla el plazo, Microsoft va emitiendo avisos para que los usuarios salten a una versión superior. La cantidad de ellos y su grado de agresividad siempre ha dependido de las necesidades comerciales de Microsoft y no de los intereses de los usuarios. Repasamos estos avisos donde podemos comprobar el uso de todas estas estrategias.

Windows XP

Antes de que el sistema llegara al final de su vida útil el 8 de abril de 2014, Microsoft alertó a los usuarios sobre este evento con una simple ventana emergente que podía cerrarse haciendo clic en Aceptar. Incluso había una casilla que podías marcar para que no se te volviera a mostrar el mensaje. El comportamiento de Microsoft en este caso fue a la vez, informativo, discreto y respetuoso.

ciclo de vida de Windows

Windows Vista

No tuvo un programa de notificaciones de fin de vida útil como tal, Seguramente no lo necesitó, porque obtuvo muchas críticas negativas y su cuota de mercado fue bastante baja. Simplemente, no hacía falta anuncios de Microsoft. Los clientes querían saltar a la siguiente edición.

Windows 7

Su altísimo grado de aceptación (fue para muchos el mejor S.O de la historia moderna de Microsoft) hizo que la firma de Redmond empleara la mayor agresividad vista nunca a la hora de abordar el final del ciclo de vida de Windows. La aplicación ‘Get Windows 10’ (GWX), que se instalaba automáticamente, parecía una herramienta sencilla diseñada para ayudar a los usuarios de Windows 7 a actualizar a Windows 10.

Pero terminó siendo un programa tremendamente polémico ante la agresividad de Microsoft para intentar «convencer» a los usuarios. Incluía varias tareas programadas comenzando por una ventana emergente en tres tamaños pre-definidos ya de por sí bastante molestos, pero se terminó convirtiendo en una forma de malware, engañando a los usuarios con los ‘patrones oscuros’, descargando archivos de instalación masivos en segundo plano «por si acaso» el propietario quería actualizar. En algunos de los casos, llegó a iniciar la actualización por ellos.

Windows 8

Aquí ocurrió casi lo mismo que con Windows Vista, aunque ciertamente este sí era un desarrollo desastroso que Microsoft tuvo que corregir de inmediato. No tuvo nada de aceptación, por lo que no hubo ocasión de recurrir a métodos expeditivos.

Windows 8.1

Preparado deprisa y corriendo para salvar el fiasco de Windows 8, mejoró la cuota de mercado, aunque nunca inquietó a un Windows 7 que se convirtió en uno de los más longevos. Microsoft volvió a adoptar un enfoque más amable. En parte por las enormes críticas al GWX y también por los motivos comentados de falta de tirón entre el público en general.

Windows 10.

Es la versión con la que actualmente está lidiando Microsoft. Y te sonará lo de las advertencias del ciclo de vida de Windows porque Microsoft está siendo, como con Windows 7, cansino hasta la saciedad. Lo último lo vimos la semana pasada con publicidad a pantalla completa que rompe el flujo productivo y, en el límite del absurdo, se dirige a equipos que no son elegibles para actualizar a Windows 11 porque no superan los requisitos mínimos de hardware. La naturaleza descarada del mensaje se ve agravada por el hecho de que no puede simplemente descartarse. Ni seleccionar un botón de ‘no molestar’ para que no vuelva a salir en el futuro.

Como habrás leído, Microsoft tiene un largo historial a la hora de manejar estos EOL. Y los mensajes no siempre han sido meramente informativos y respetuosos con la elección de los usuarios. Si Windows 11 sigue sin alcanzar cuotas de mercado apreciables y Windows 10 sigue siendo el rey absoluto de los escritorios informáticos, verás bastantes más campañas como las descritas, y cada vez más agresivas a medida que nos vayamos acercando a octubre de 2025 cuando terminará la vida útil.

La finalización del ciclo de vida de Windows 10 (como otras anteriores) es una medida comercial y no técnica. Es obvio que Windows 10 podría durar bastante más. Aunque hace tiempo que de manera general ya no recibe nuevas funciones, Microsoft las ha añadido puntualmente cuando le ha interesado. Hablamos del asistente de IA, Copìlot, y de otros componentes que en teoría solo estarían en Windows 11. Otra muestra de que Windows 10 podría durar en nuestros equipos bastante más tiempo es el Programa de Seguridad Extendida (ESU) que viene a decir que si pagas podrás seguir usándolo.

La entrada Los avisos de Microsoft frente al final del ciclo de vida de Windows se publicó primero en MuyComputer.