Invitar a comer a Warren Buffet cuesta 19 millones de dólares. Es una tradición que ya no se va a volver a repetir

0
25

Invitar a comer a Warren Buffet cuesta 19 millones de dólares. Es una tradición que ya no se va a volver a repetir

En el mundo de las finanzas y los negocios hay pocas oportunidades tan codiciadas como la posibilidad de compartir una comida con un peso pesado de las inversiones, con más de cuatro décadas cosechando triunfos. Esa leyenda no es otro que el nonagenario millonario Warren Buffett, e invitarle a comer tiene un precio: 19 millones de dólares. Puede parecer caro, pero es por una buena causa.

Durante más de dos décadas, Warren Buffett, el “Oráculo de Omaha”, ha estado subastado esta experiencia exclusiva en el marco de la campaña Power of One Charity Luncheon, recaudando millones para la fundación Glide, dedicada a ayudar a las personas sin hogar en San Francisco. En la subasta de 2022, un donante anónimo pagó 19 millones de dólares por sentarse a la mesa con Warren Buffett.

19 millones: comida, café y postre incluido

La iniciativa surgió en el año 2000 a partir de una sugerencia de Susan Thompson, la ya fallecida primera esposa de Buffett. El magnate buscaba una forma de recaudar fondos para financiar la ayuda a uno de los mayores problemas de San Francisco, por lo que comenzó a subastar una “masterclass” sobre consejos de inversión, mientras comían en uno de los restaurantes preferidos de Buffet en Nueva York.

Lo que en principio iba a ser una recaudación de unos pocos miles de dólares, en 2008 escaló hasta las siete cifras, dado el alto valor de los consejos que el veterano inversor ofrecía a quien corría con los gastos de la comida. El ganador de la peculiar subasta podía acudir a la comida acompañado por hasta siete invitados y, como es lógico, se esperaba que además de hacerse cargo de la consumición del restaurante, también abonara el importe de la donación prometida

Uno de los episodios más curiosos de esta subasta lo protagonizó el ejecutivo de inversiones Ted Weschler, que en 2010 pagó 2.626.311 dólares por comer con Warren Buffett. A Weschler debieron quedarle algunas preguntas en el tintero, porque en 2011 volvió a ganar la subasta con un importe de 2.626.411 dólares para volver a comer con el ‘Oráculo de Omaha’. Impresionado por su perseverancia, Warren Buffett le ofreció un empleo como gerente de inversiones en su compañía Berkshire Hathaway.

Gracias a la subasta benéfica de Warren Buffett, la fundación Glide cuenta con un presupuesto anual de 31 millones de dólares. Estos fondos se usan para proveer alimentos, cuidados médicos, orientación y formación laboral y vivienda para personas sin techo y el riesgo extremo de exclusión social.

Desde que Susan Thompson tuvo la idea de subastar un almuerzo con su millonario esposo, la fundación ha recaudado 53 millones de dólares con esta iniciativa, pero la avanzada edad del inversor le obliga a dar el relevo en la iniciativa benéfica en 2024 a otro peso pesado de la gestión empresarial: Marc Benioff, fundador de Salesforce.

La subasta por compartir una comida con Benioff ya está programada entre los días 5 y 10 de mayo en eBay que sirve de plataforma para la subasta. La oferta inicial es de 25.000 dólares, y hay bastante expectación por ver si el millonario fundador de Salesforce atrae tanto interés como Buffett.

La trayectoria de Benioff tampoco deja indiferente. A los 17 años, vendía juegos de Atari para pagarse los estudios y, tras una carrera ascendente en Oracle, fundó Salesforce en 1999.

En Xataka | El club de los 100.000 millones: el exclusivo grupo de 14 millonarios que ha duplicado sus miembros en 2024

Imagen | Wikimedia Commons (Comercio Internacional de EE. UU), Pexels (Chevanon Photography)


La noticia

Invitar a comer a Warren Buffet cuesta 19 millones de dólares. Es una tradición que ya no se va a volver a repetir

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.