HP Spectre Foldable y HP Envy Move, primeras impresiones: sorpresa, el PC puede ser diferente (y divertido)

0
37

HP Spectre Foldable y HP Envy Move, primeras impresiones: sorpresa, el PC puede ser diferente (y divertido)

El PC puede aspirar a seguir siendo innovador, sorprende y, desde luego, divertido. Lo ha demostrado estos días HP en su evento HP Imagine 2023, celebrado en la sede central de la compañía en Palo Alto (California).

Allí hemos conocido diversas soluciones en segmentos como el de las impresoras o las soluciones de videoconferencia y telepresencia (Poly) y streaming (HyperX) de HP, pero ha habido protagonismo especial de dos nuevos y singulares ordenadores personales.

El primero, el HP Spectre Foldable, se anunció el pasado 14 de septiembre. El segundo, el HP Envy Move, se presentó en este evento. En Xataka hemos tenido la oportunidad de probar ambos y ya tenemos unas primeras impresiones. Vamos allá.

HP Spectre Foldable

Comencemos primero con el espectacular HP Spectre Foldable, un producto que tiene competencia, pero que es desde luego ambicioso y sorprendente. Su precio –4.999 dólares– ya deja claro que no es para todos los públicos, pero pronto muestra por qué cuenta con esa etiqueta de precio.

Img 20231005 162504 Large

Nada más verlo en formato portátil, la sorpresa es lo compacto que es: estamos en ese modo ante un equipo con una pantalla de 12,3 pulgadas y un teclado que si uno no se fija bien parecería parte del chasis.

Pronto, eso sí, comienza a mostrar su músculo. Lo hace con una pantalla OLED que ya en ese modo convencional es llamativa por unos colores vibrantes y un acabado con un peculiar brillo que se diferencia de las pantallas del iMac -cuyo cristal provoca reflejos claros- y que aquí es más atenuado, con una especie de efecto vinilo o pegatina que hace que uno parezca no estar contemplando algo que pueda mostrar información visual cambiante.

El teclado es sorprendentemente funcional: esa diagonal hace que estemos ante un periférico ciertamente compacto, pero en el que al menos en nuestras pruebas no notamos que hubiera sacrificios en la experiencia de teclear con él. 

El touchpad respondió también a la perfección, y aunque sus dimensiones también están acotadas por el propio tamaño de la pantalla en modo portátil, no hay aquí tampoco peros que se puedan poner a su comportamiento o su soporte de gestos en Windows 11, que es igualmente perfecto.

Las sorpresas vienen en cuanto uno empieza a jugar con este equipo que en realidad son tres. El teclado está acoplado a esa parte del equipo mediante un ingenioso sistema magnético que es lo suficientemente fuerte para mantenerlo ahí aunque muevas el portátil y lo gires, pero también suficientemente suave para que cuando quieras puedas cogerlo y retirarlo. Una nota importante: el teclado inalámbrico se carga precisamente mientras está acoplado al equipo, lo que hace que nunca tengas que preocuparte de recargarlo.

Img 20231005 162201 Large

Una vez lo despliegas, tienes dos modos rápidos de aprovecharlo. En el primero puedes aprovechar el portátil con una pantalla «1,5x», esto es, el teclado queda acoplado justo en la mitad baja de la pantalla inferior, y la parte superior ya es esa continuación de la pantalla plegable del HP Spectre Foldable.

Aquí HP ha trabajado con Microsoft para sacar provecho de esa opción. Los ya conocidos Snap Layouts que permiten elegir con facilidad dónde colocar una nueva ventana -ocupando la cuarta parte en una esquina, ocupando la mitad en un lateral- se amplían con opciones que permiten mostrar si queremos aprovechar ese «0,5» más de pantalla, la banda por encima del teclado, para situar allí una ventana alargada o bien dos ventanas más cuadradas y que muestren distinta información.

El concepto no es nuevo, desde luego -lo vimos por ejemplo en los ASUS ZenBook Duo-, pero supone una vuelta de tuerca porque aquel equipo solo ofrecía ese modo de funcionamiento, mientras que aquí la versatilidad es total.

Img 20231005 161923 Large

De hecho, las cosas se ponen realmente interesante cuando quitamos el teclado y lo dejamos aparte de la pantalla: en ese momento es en el que el espectacular panel OLED flexible de este equipo muestra todas sus virtudes. Una vez más impresiona ese acabado «pegatina» visual que hace que la calidad del panel sea realmente sorprendente, y tanto los colores como los ángulos de visión o la definición de la pantalla.

En ese modo con pantalla desplegada uno puede trabajar desde luego con el equipo funcionando en modo portátil, pero con una pantalla vertical y otra horizontal, aunque en mi opinión ese modo es el menos prácticos de todos los que ofrece el equipo.

Img 20231005 161604 Large

Tiene mucho más sentido acceder a ese modo «PC de sobremesa» que hace que de repente el pequeño portátil de 12,3 pulgadas se convierta en un equipo con una pantalla de 17 pulgadas más que respetable. Al desplegar el panel nos encontramos además con un ingenioso soporte que se despliega de la parte trasera y que actúa como una especie de «pata de cabra» sobre la que descansa la pantalla desplegada.

Es en ese momento cuando esta pantalla táctil muestra todo ese potencial y la productividad puede multiplicarse. Aquí sí diría que usar un ratón externo completaría la experiencia de forma total, porque aunque el touchpad es perfectamente funcional siempre es más natural trabajar en un equipo de sobremesa con un ratón independiente. Esa forma de poder desplegar el HP Spectre Foldable para convertirlo en un equipo de sobremesa es fantástica, y demuestra las virtudes de las pantallas flexibles y plegables.

Img 20231005 112908 Large

No pudimos realizar pruebas de rendimiento o autonomía de batería consistentes por el limitado tiempo que estuvimos con el equipo, pero la experiencia al navegar o reproducir vídeo es igualmente sobresaliente. En este último apartado, una nota especial: estamos ante el primer equipo plegable con certificación IMAX Enhanced, lo que garantiza una experiencia excelente de visionado de contenido multimedia.

Eso se demuestra también en el apartado audio: el equipo cuenta con cuatro altavoces diseñados en colaboración con Bang & Olufsen y que disponen de soporte DTS:X. Reproducir un tráiler como el de ‘Thor: Love & Thunder’ demostraba la calidad de sonido del equipo.

Img 20231005 112836 Large

El equipo también invita a usarlo como tableta de gran formato. Aquí los artistas digitales tienen ante sí una opción extraordinaria por ese panel de 17″ en el que se incluye un lápiz o stylus (Tilt Pen) con un rendimiento al que al menos en nuestras limitadas pruebas no pudimos encontrarle peros. Como sucede con el teclado, la batería recargable del lápiz se recarga en cuanto lo dejamos acoplado magnéticamente al borde del equipo.

Hay más detalles llamativos: la webcam de 5 MP ofrecía una calidad decente -las limitaciones del marco de pantalla no dan para más- y contaba tanto con interruptor de privacidad como con diversos mecanismos de inteligencia artificial para añadir funcionalidades al equipo. Por ejemplo, que la pantalla se bloquee o desbloquee cuando nos vamos o vuelve a detectar nuestra presencia. Este tipo de detalles forman parte de un equipo tecnológicamente extraordinario y con una versatilidad excepcional.

HP Envy Move

La segunda sorpresa de HP en el terreno de los PCs llegó de la mano del HP Envy Move, un All in One que no parece muy distinto del resto si uno lo ve apoyado en una mesa: a priori ante nosotros tenemos un equipo con una pantalla de 23,8 pulgadas, resolución de 2.560 x 1.440 y un teclado con touchpad integrado.

Img 20231005 111045 Large

La toma de alimentación está en el lateral derecho, pero como se ve, esa toma está desconectada y el equipo está encendido. Primera sorpresa.

Todo correcto hasta que uno se fija en dos detalles. El primero, que uno se encuentra el equipo funcionando sin tenerlo conectado al a corriente. Eso, que sería perfectamente normal en un portátil, no lo es en un equipo que teóricamente es de sobremesa.

En este caso una batería -83 Whr, el 50% se recarga en 30 minutos, y ofrecen 4,2 horas de autonomía según HP- ofrecen esa posibilidad que de hecho es seña de idendidad del HP Envy Move. Como su propio nombre indica, este All in One está pensado para que lo muevas de un sitio a otro, y para hacerlo aparece la segunda sorpresa.

Img 20231005 121039 Large

Se trata del asa que se aprecia en la imagen y que además se acopla ligeramente de forma magnética a la parte trasera. Gracias a este elmento podremos coger el equipo para trasladarlo de un lado a otro fácilmente. El acabado moteado de la imagen, por cierto, no es porque el chasis esté sucio: el material reciclado utilizado por HP contenía trazas de café, aunque nos aseguraron -y es cierto- que eso no hace que el equipo huela a dicho ingrediente (cosa que igual habría tenido su gracia). El equipo pesa 4,1 kg, lo que hace que sea sorprendentemente ligero si consideramos que estamos hablando de todo un sobremesa.

Img 20231005 121213 Large

La pantalla táctil contribuye a ese uso sencillo en cualquier rincón de la casa, y es también destacable el mecanismo de despliegue de las patas del equipo. En la imagen se aprecia ese pitorro acoplado a cada pie en un lateral: cuando ese elemento sube hacia arriba (al posarlo en una superficie), esas pequeñas patas giran y se quedan en perpendicular al equipo para servir como ese curioso soporte: una vez colocada, la pantalla incluso tiene una ligera capacidad de inclinación.

La configuración es interesante y está disponible en dos variantes. Una con un Core i3-1315U algo más modesto, Wi-Fi 6, Windows 11 Home, 8 GB de RAM y 256 GB de SSD (899 dólares), y otra con un Core i5-1335U, 16 GB de RAM, Wi-Fi 6E, Windows 11 Pro y 512 GB de SSD (1.129 dolares).

No es un PC de altos vuelos, desde luego, pero es que su orientación es la de ofrecer margen de maniobra suficiente para tareas ofimáticas y de navegación web: en nuestras pruebas esos componentes demostraron comportarse sin problema y tanto los tiempos de respuesta como de lanzamiento de las aplicaciones eran estupendos.

Img 20231005 121133 Large

En esa ambición de hacerlo trasladable el HP Envy Move cuenta con un elemento destacable más: en la parte trasera dispone de un compartimento con una redecilla que permite guardar allí el teclado inalámbrico para llevarlo todo junto al lugar de destino.

Los detalles también han sido cuidados en este caso, y eso se nota en el sonido adaptativo del equipo: la webcam es capaz de detectar dónde está situado el usuario, de forma que si está cerca el modo de audio es estéreo, pero si detecta que está más lejos -o si una familia lo usa para ver una película o las fotos y vídeos de las vacaciones, por ejemplo- se usa un sistema de sonido espacial para que la amplitud de ese audio sea mayor.

Esa webcam 720p dispone de interruptor de privacidad también, pero además cuenta con un sensor de luz ambiente que permite ajustar por ejemplo el brillo de la pantalla automáticamente.

Img 20231005 111120 Large

Aunque no es un equipo que por sí mismo esté preparado para disfrutar del ámbito del gaming a toda pastilla, tiene otra curiosa y destacable característica: una entrada HDMI que permite usar este equipo como si fuera un monitor. Así, conectar una consola a ese puerto basta para poder disfrutar de los juegos en esta pantalla -si es que no queremos disfrutarlos mediante otras vías, como por ejemplo el juego en la nube-.

Conclusiones: el PC sigue reinventándose

Es evidente que estas dos propuestas de HP no son para todo ni para todos: el HP Spectre Foldable es un equipo orientado a entusiastas y a early adopters. El elevado coste impone una barrera de entrada importante, y aunque los casos de uso están ahí, es cierto que los portátiles convencionales y los convertibles, mucho más económicos en comparación, pueden resolver buena parte de esa ecuación.

Img 20231005 112001 Large

Aún así esa versatilidad y la capacidad de contar con un equipo que con estas dimensiones y peso pueda acabar convirtiéndose en un «sobremesa compacto» de 17 pulgadas es algo que demuestra la validez de las pantallas plegables. ¿Compensa eso lo suficente para hacer esta inversión? La respuesta depende de cada usuario, desde luego.

En cuanto al HP Envy Move, la sensación es exactamente la misma: hay otros equipos All in One de 24 pulgadas que son relativamente fáciles de transportar dentro del hogar, pero la integración de una batería propia sube aquí la apuesta por esa movilidad y aporta un valor que puede ser muy interesante para muchos usuarios.

Llevarte el equipo a la cocina, a la habitación o a cualquier otro rincón sin necesidad de acarrear el adaptador y enchufarlo todo es ciertamente un avance en este caso, y aquí de hecho el precio es realmente atractivo e incluso agresivo: para quien no necesite un equipo muy potente, la propuesta de HP es ciertamente atractiva, simpática y divertida.

Gusten más o menos estas dos apuestas de HP, una cosa es inequívoca: este fabricante sigue teniendo la valentía de salirse de su zona de confort y ofrecer propuestas originales.

Puede que vayan a nichos muy específicos, pero la puesta en escena de ambos equipos y los detalles que los acompañan son refrescantes. Sobre todo teniendo en cuenta que el PC lleva con nosotros más 40 años. A estas alturas uno pensaría que está ya todo inventado.

Y de eso, nada. Que se lo digan a HP.


La noticia

HP Spectre Foldable y HP Envy Move, primeras impresiones: sorpresa, el PC puede ser diferente (y divertido)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.