Google va a la contraria: en una industria móvil cada vez más débil, los Pixel son la gran esperanza de Android

0
53

Google va a la contraria: en una industria móvil cada vez más débil, los Pixel son la gran esperanza de Android

Google confía en los Pixel. Las comparaciones con los iPhone son odiosas, pero paso a paso este móvil que casi puede considerarse de nicho está atrayendo las miradas de más gente. Con los Pixel 8 se ha dado un paso importante en esta dirección de intentar que llegue a más usuarios.

Porque los Pixel siempre han sido referentes dentro de Android, pero las ventas no acompañaban. Y gran parte de la culpa no lo tiene el propio Pixel, sino la logística y estrategia de venta de Google. Poco a poco están tomando nota.

Los Pixel también quieren ser ‘mainstream’

Aprovechando el desembarco de los Pixel 8 en España, desde Xataka hemos hablado con Michiel van Eldik, máximo responsable en EMEA de dispositivos y servicios de Google. Le preguntamos qué está cambiando este año y cómo ven desde Google el sector de los teléfonos móviles. Un sector que no pasa por su mejor momento pero que desde la visión personal de Google no lo ven igual.

«Hemos estado creciendo de manera bastante significativa con los Pixel. Ahora mismo somos el fabricante de más rápido crecimiento. Puedes mirar los datos de IDC. Puedes mirar a Gartner. De hecho, somos el único fabricante que crece en este momento«, explica van Eldik. 

Según los últimos datos de IDC, la gama Pixel ha vendido un total de 37,9 millones de unidades desde su lanzamiento en 2016. Casi 40 millones de móviles Pixel vendidos y lo que es más relevante, con un crecimiento del doble dígito en los últimos años. Por comparar, los Galaxy S23 han vendido unos 18,63 millones durante la primera mitad de este año, según Counterpoint Research.

«Si miramos específicamente el mercado europeo, vemos que aunque el volumen ha bajado, el valor ha subido. La mayoría de los países han visto una disminución del 10 al 20% en volumen de ventas, pero se mantienen en valor. Creemos que la gente busca productos más duraderos y sostenibles. Y es lo que estamos intentando hacer realidad», explica, en relación a los siete años de actualizaciones Android que prometen los Pixel 8.

Este soporte extendido también se refleja en cómo los operadores están ofreciendo los terminales, ampliando los contratos de 24 a 36 meses. En España, Google ha decidido apostar por Orange para ofrecer los nuevos dispositivos subvencionados. Un operador con el que llevan teniendo relación desde 2015. En Portugal, lo hacen con Vodafone.

Michiel Van Eldik

Michiel van Eldik lleva unos cinco años en Google, pero antes de eso tuvo una larga experiencia como directivo en Telefónica y Vodafone. No es de extrañar que para ampliar la popularidad de los Pixel, Google opte por acercarse a los operadores.

Inicialmente los Pixel se vendían únicamente a través de su propia tienda online. El año pasado, con los Pixel 7, Google optó por abrirse a Amazon y empezar a venderlos a través del gigante del ecommerce. Con los Pixel 8 también se venderán junto a dos de los vendedores más populares en España: Mediamarkt y El Corte Inglés. Tanto en sus páginas web como en las tiendas físicas, donde contarán con espacios dedicados.

En este intento de ampliar las ventas de los Pixel, Google sabe que debe hacer un serio trabajo logístico. A nivel de stock tienen más que suficiente. «Cualquiera que quiera un Pixel podrá comprarlo», describe van Eldik, en lo que es claramente pasar página respecto a los problemas de abastecimiento de dispositivos móviles que se tuvo tras la pandemia.

Google sigue viéndose a sí misma como una compañía pequeña en el terreno de los dispositivos móviles. Su lenguaje de comunicación es más parecido al de una compañía por descubrir que al de una de las mayores empresas del mundo, como lo que es. «Google no era una empresa de hardware, hemos necesitado años para lograrlo. Los Pixel 8 son 100% ingeniería de Google», nos explica. El Tensor G3 es su tercera generación de procesador propio y desde Google consideran que está «a la altura de cualquier competidor, si no mejor».

Pero «el hardware es hardware. Nosotros buscamos complementar esa experiencia con funciones propias». Y ahí es donde entra la IA. Cuando uno se fija en las novedades de los Pixel no es tanto los componentes elegidos, sino todas las funciones de edición y automatización que incluyen. Desde el ‘Best take’ hasta el ‘Audio Magic Eraser’.

Un desembarco que va a buen ritmo, pero continúa sin ser completo

«Hay como de 20 a 25 áreas de Google que se ven afectadas cuando trabajamos con un nuevo retailer», explica van Eldik. Desde marketing hasta ventas, pasando por atención al cliente y garantía. Es la justificación que hacen para que el desembarco de nuevos productos y su llegada a nuevos países vaya tan poco a poco. «No vamos a parar. También acabaremos llegando a Andorra o Liechtenstein», anticipa van Eldik. 

Este 2023 es la primera vez que el Pixel Watch se vende en España. Sin embargo, seguimos sin tener la Pixel Tablet o el Pixel Fold. El catálogo de dispositivos Pixel para España empieza a ser considerable, pero seguimos sin ser la primera línea. 

«Cada vez que vamos a un nuevo mercado, queremos centrarnos inicialmente en el teléfono. Y la razón por la que no nos centraremos demasiado en el ecosistema es que si tenemos que explicarle el teléfono, el reloj y los auriculares a un consumidor, se perderá por completo. Debido a que hay demasiados mensajes ahí, hay demasiados casos de uso», justifica. 

Con el Fold tenemos un ejemplo de la posición de Google. «Queremos asegurarnos de que la gente comprenda nuestro producto, especialmente porque lo compararán con otros. Hemos puesto el Fold en el mercado y ha sido increíblemente bien recibido. Nos ha generado mucha confianza. Pero queremos asegurarnos de que contamos con la infraestructura necesaria para respaldar realmente este producto. La logística inversa de lo que se necesita implementar para dar soporte a un Fold es completamente diferente a la de un smartphone tradicional». 

Móviles más caros (y también más duraderos)

Precios Pixel 8 Pro

Los Pixel 8 son más caros. El modelo Pro costaba 899 euros, ahora 1.099 euros. No es algo que nieguen desde la compañía, que lo justifican por el hecho de que ahora son mejores dispositivos y están pensados para durar más. Esos siete años de actualizaciones significa que un usuario que compre un Pixel 8, podría aguantarlo actualizado hasta 2030.

«Cualquier empresa tiene dos desafíos con el precio: la inflación y la ética, que no debe ser subestimada», describe van Eldik. Y se refiere a que un producto premium debe tener un precio alto: «seguimos creyendo que ofrecemos un gran valor por el precio que cuestan».

Google expone que el valor de mercado es más alto en la gama alta. En la gama media es puro volumen de ventas, pero es precisamente esto lo que está cambiando, ya que los usuarios mantienen sus dispositivos cada vez durante más tiempo. Además de las actualizaciones, Google no se olvida de la sostenibilidad con la apuesta de aluminio 100% reciclado y paquetería de papel.

Google venía de estar muy abajo en ventas, pero el crecimiento es constante. Mientras compañías como Samsung, Motorola o incluso Apple han caído en ventas, Google ha crecido un 59%, en EE.UU durante el segundo trimestre, según Canalys.

Preguntado sobre el papel de los fabricantes Android de procedencia china, van Eldik apunta que «Europa es un mercado increíblemente difícil» pero que «Google no solo tiene Pixel, también tenemos muchos partners con Android«.

El papel de Europa existe, aunque los Pixel 8 se fabrican entre China y Vietnam. ¿Qué rol tenemos entonces desde aquí? Michiel recuerda que DeepMind, startup base de Google para la inteligencia artificial, es original de Londres.

En Xataka | He comprado un Google Pixel XL con Android 10 y no echo de menos casi nada


La noticia

Google va a la contraria: en una industria móvil cada vez más débil, los Pixel son la gran esperanza de Android

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.