Filtrados datos de la APU de PlayStation 5 Pro

0
39

Las dudas sobre la futura PlayStation 5 Pro son, sin duda, uno de los principales frentes en relación con la actual generación de consolas, y una muestra clara de que Sony parece estar actuando de una manera especialmente reactiva a la evolución de PS5 en el mercado. Ojo, esto no es una crítica, pues tiene todo el sentido del mundo, pero sí que viene a romper algunas dinámicas a las que nos hemos ido acostumbrando, con el paso de los años y las sucesivas generaciones de consolas.

Son muchísimas las señales que apuntan a que la actual generación será más longeva que las anteriores, por lo que determinar cuando llegará a su ecuador, es decir, a la mitad de la parte de su ciclo de vida comprendida entre su llegada al mercado y el debut de la generación posterior, en este caso PlayStation 6. Así, todavía es imposible determinar el desplazamiento, si es que se ha producido, entre dicho ecuador y el lanzamiento de las revisiones propias de cada generación.

Así, si la semana pasada se producía el anuncio oficial de un refresh de PS5 que, finalmente, no lleva el apellido Slim, esta misma mañana nos preguntábamos por los planes de futuro de su versión avanzada, la PlayStation 5 Pro, que como bien planteaba nuestro compañero Isidro, bien podría irse, finalmente, hasta 2025. Si quieres conocer las razones, no dejes de leer la publicación de esta mañana, pues encontrarás la más plausible de las explicaciones.

Así, a falta de noticias oficiales y con la perspectiva de que aún tendremos que esperar, lo que nos queda son las filtraciones, y hoy mismo Wccftech se hace eco de una muy interesante, ya que nos revela algunos aspectos importantes de la APU que motorizará la futura PlayStation 5 Pro. Un avance que, de confirmarse, nos confirmaría que Sony no parece tener intención de poner toda la carne en el asador, algo que podemos entender que tiene que ver con la intención de mantener un precio contenido.

Así, lo más relevante es que la CPU integrada en la APU se basará en la arquitectura Zen 2 de AMD. No tenía sentido esperar que Sony diera el salto hasta Zen 4, claro, pero recordemos que Zen 3 debutó en el mercado prácticamente al mismo tiempo que PlayStation 5, por lo que Sony sí que habría tenido margen para dar un salto tan importante en la futura PlayStation 5 Pro. Hablamos de una CPU de ocho núcleos con una velocidad que oscilaría alrededor de los 4 gigahercios (parece que la velocidad definitiva aún no se ha decidido).

Junto a la misma encontraremos una GPU personalizada RDNA 3 con una velocidad de entre 2,500 y 2,800 megahercios (en este caso también se estarían probando las diferentes opciones) y 16 gigabytes de memoria RAM GDDR6 a 18000MT/s, con dos motores de sombreado y mejoras también en Tempest Engine, el hardware de sonido de la consola.

La entrada Filtrados datos de la APU de PlayStation 5 Pro se publicó primero en MuyComputer.