Felipe Kast: «La restricción de la huelga es fundamental que se mantenga en la Constitución»

0
22

Un duro golpe al trabajo que desarrolla el gobierno y la oposición para sacar adelante la agenda de seguridad podría generar el veto que ingresó el Presidente Gabriel Boric el viernes al Senado para modificar la ley que endurece las penas contra las usurpaciones de propiedades y que había sido despachada del Congreso el 30 de agosto. Aunque el objetivo de La Moneda era evitar la posibilidad de instaurar un “autotutelaje” o la “justicia por mano propia”, en la derecha acusaron que las correcciones incluidas en el veto presidencial harían casi imposible que el delito de usurpación sea castigado con cárcel, lo que encendió los ánimos en ese sector. Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con el senador de Evópoli, Felipe Kast.

¿Qué es para usted una usurpación?

“Es una de las cosas más violentas que pueden suceder: que alguien llegue y ocupe tu parcela sin permiso. En la actualidad, no existe pena de cárcel para los usurpadores, y eso es algo que queremos cambiar. El proyecto actual busca imponer penas de cárcel para este delito. Lamentablemente, el presidente Iberino decidió vetar 14 elementos del proyecto, reduciendo la pena de cárcel por usurpación a una multa. Para nosotros es inaudito, y tanto el presidente Boric como toda la izquierda criticaron estos vetos. Es una situación muy violenta, no solo para el Congreso sino también para las víctimas”, señala Felipe Kast.

La ministra aclaró que la ley clasifica la usurpación de tres maneras: con violencia, la que genera daños y la que no intimida ni hiere, considerada como no violenta y dejada al arbitraje del juez, ¿Cree usted que es suficiente?

“Desafortunadamente, no es suficiente, especialmente en zonas rurales. Las bandas criminales que realizan estas acciones lo saben y aprovechan la falta de penas de cárcel. El gobierno se puso del lado de los usurpadores en lugar de apoyarnos en mejorar la seguridad. No podemos permitir que las tomas se conviertan en la norma en Chile. El presidente no puede normalizar estas acciones y convertir el país en un territorio sin ley”, indica el senador de Evópoli.

Parte de la discusión se ha centrado en criminalizar de alguna manera las tomas o campamentos que en realidad son usurpaciones. Si permanece la flagrancia permanente, ¿sería un cambio en la ley?

“En la ley que aprobamos, se incluyeron todos los campamentos que están en el catastro. Me impresiona la violencia de estos hechos. Los vetos son algo raro, y pocas veces se han utilizado. Con un tercio de los votos, se puede imponer la voluntad. Pedimos a la ministra Tohá y al senador Elizalde que llegáramos a un acuerdo. Queremos una condición penal en este proyecto, y lamentablemente, el gobierno prefirió reducir la pena a una multa”, afirma Felipe Kast.

¿Qué podría significar esto para las discusiones futuras?

“Hay muchos proyectos de ley por venir, y ahora nuestros colegas deben enfocarse en los proyectos importantes para el Senado, ya que la ministra no estuvo dispuesta al diálogo y nos ignoró. Van a usar un veto que siempre criticaron, y al final, se rompen las confianzas. No creo que la usurpación sea la solución para ningún problema”, asegura el senador de Evópoli.

Respecto al trabajo en el Consejo Constitucional, ¿qué tan extrema sería esta nueva protesta?

“Estoy preocupado. Me encantaría que el tema se resolviera de manera positiva. Hoy tenemos la esperanza de que el consejo logre una constitución que represente a la mayoría, pero desafortunadamente, eso no ha sucedido del todo. Una constitución no debe ser un lugar donde imponer una sola visión política. El problema es que, a medida que pasa el tiempo y las encuestas muestran el descontento de la gente, es posible que algunos sectores se retiren”, sostiene Felipe Kast.

¿Cree que esto se pueda revertir en dos meses, como dice JAK?

“Creo que hay un elemento que va más allá de las personas y tiene que ver con un consenso transversal. Si no entienden eso, creo que se pondrá fin a este capítulo. Tenemos una constitución vigente que funciona bastante bien”, asevera el senador de Evópoli.

¿Cuál es la posibilidad de lograr un acuerdo transversal?

“Estoy a favor de lo que se ha plasmado hasta ahora, pero siento que es importante que todos los partidos sientan que fueron parte del proceso. Debe haber una mayor unidad para que la nueva constitución perdure el mayor tiempo posible”, comenta Felipe Kast.

¿Imagina al Presidente Boric y a todos llamando a votar a favor?

“Sí, pero no necesariamente debe ser así. Sin embargo, todos deben sentir que fueron parte del proceso”, agrega el senador de Evópoli.

¿Qué estaría dispuesto a sacrificar?

“Para obtener una constitución mínima, hay que sacrificar mucho y negociar con la otra parte”, reflexiona Felipe Kast.

En el caso de Evópoli, ¿en qué temas se sintieron más incómodos?

“Si llegaran a establecer que el número de parlamentarios que es una línea roja para el Gobierno, creo que son temas de principios, pero que pueden ser discutidos en futuras leyes. Lo que no estaría dispuesto a sacrificar es la modernización del Estado; el profesionalismo del Estado es fundamental para nosotros y lo consideramos un lugar seguro”, fundamenta el senador de Evópoli.

¿Estaría dispuesto a sacrificar las restricciones en el derecho a huelga?

“En sectores críticos, es fundamental mantener estas restricciones, ya que no se puede paralizar el país. Por ejemplo, en los puertos, algunos chantajean subiendo sus sueldos a costa del resto del país”, puntualiza Felipe Kast.

¿Y sacrificar la paridad?

“También estaría dispuesto a sacrificar la paridad en las cuotas de ingreso”, agrega el senador de Evópoli.

¿Es necesario llegar al punto en que duela?

“Absolutamente. Es fundamental hacerlo”, acota.

¿Si esto no funciona, hay un plan B?

“No, para nada”, concluye en Palabra Que Es Noticia Felipe Kast, senador de Evópoli.

La entrada Felipe Kast: «La restricción de la huelga es fundamental que se mantenga en la Constitución» se publicó primero en Futuro Chile.