Duelo por la eterna juventud: Bryan Johnson y Dave Pascoe, la historia de dos hombres que solo viven para mantenerse jóvenes

0
34

Duelo por la eterna juventud: Bryan Johnson y Dave Pascoe, la historia de dos hombres que solo viven para mantenerse jóvenes

La industria de la cosmética siempre ha tenido como objetivo doblegar los efectos del paso del tiempo, o al menos disimularlo. Eso le ha proporcionado unas cifras de negocio astronómicas que, según la consultora Mckinsey, en 2022 alcanzó los 430.000 millones de dólares, y se espera que para 2027 alcance los 580.000 millones.

Hay personas que no se conforman con el ácido hialurónico y las dietas milagro respaldadas por Ozempic. El ejemplo más claro en este sentido es Bryan Johnson, un millonario del que ya te hemos hablado, que está obsesionado con evitar el envejecimiento a toda costa invirtiendo en ello enormes sumas de dinero.

Sin embargo, el influencer Dave Pascoe ha irrumpido en la escena mediática de los ‘biohackers’ con una propuesta alternativa y accesible, para demostrar al millonario que no es necesario invertir una fortuna cada año en costosos tratamientos rejuvenecedores para ganarle el pulso al tiempo.

Bryan Johnson: el multimillonario del rejuvenecimiento

La historia de Bryan Johnson y su aversión al paso del tiempo tiene tintes de thriller de ciencia ficción, en el que intervienen transfusiones de sangre de su hijo de 18 años para mantenerse joven, una estricta disciplina de sueño, ejercicio y la monitorización constante de un equipo formado por hasta 30 profesionales médicos.

La rutina de rejuvenecimiento de Johnson es tan exigente, que el millonario ha decidido convertirla en el proyecto Blueprint, con el que muestra como es el proceso le permite revertir sus 46 años reales a los 37 años que actualmente marcan los indicadores de su edad biológica general, los 28 años de su piel o los 18 años de su capacidad pulmonar. Llegados a este punto yo solo me pregunto cuántas velas soplará en su tarta de cumpleaños.

El propio Johnson estima que invierte en su tratamiento anti edad unos dos millones de dólares al año, lo que deja sin muchas esperanzas a los pobres mortales con un rango salarial más discreto.

Tal y como contó en el podcast The Diary of a CEO, su rutina de rejuvenecimiento diaria es propia de un atleta de élite y se rige por más 100 protocolos que ha integrado en forma de hábitos diarios, a la que ha incorporado algo tan revolucionario como el aceite de oliva virgen extra en su dieta diaria, que convenientemente se encarga de vender y promocionar. Teniendo en cuenta el precio del aceite de oliva, con razón gasta 2 millones al año.

Además, de todo este despliegue de disciplina casi monacal, el millonario se ha sometido a distintos tratamientos genéticos experimentales a modo de ayuda extra, aunque para recibirlos ha tenido que irse a Honduras porque en Estados Unidos no están aprobados por las autoridades sanitarias.

Dave Pascoe: el ingeniero del ‘Biohacking’

A diferencia de Bryan Johnson, el enfoque del tratamiento anti edad de Dave Pascoe no está tan basado en tratamientos genéticos experimentales, aunque sí recibe transfusiones periódicas de plasma como el millonario.

A sus 61 años muy bien llevados (en agosto cumple los 62), Dave Pascoe es un ingeniero retirado que se dedica a ‘biohackear’ su cuerpo para ralentizar los efectos del paso del tiempo. Al parecer su sistema es efectivo ya que asegura haber conseguido una edad biológica de 38 años.

«Considero que mi cuerpo es como un preciado caballo de carreras o un vehículo de alto rendimiento. Sólo voy a tener un cuerpo para toda la vida, así que, como cualquier otra posesión valiosa, lo trataré con reverencia e invertiré profusamente en cuidar su apariencia, rendimiento, combustible, cuidado y mantenimiento. ¡Solo desearía haber sabido y aplicado tolo lo que sé ahora hace décadas!», aseguraPascoe.

Pascoe ha colgado en su web toda su rutina diaria, que consiste, de forma muy resumida, en hacer mucho ejercicio, tomar más de 150 complementos alimenticios debidamente afiliados a su cuenta de Amazon y realizar sesiones de oxigenoterapia hiperbárica (HBOT), exponerse a distintos de tipos de luz y cuidar la piel con una serie de jabones y cremas hidratantes igualmente afiliadas a Amazon.

Según su plan nutricional, de lunes a viernes desayuna plátano verde y ‘bowl’ de chía, nueces y bayas (frambuesas, goji, arándanos, etc) con leche de almendra. Las sábados y domingo varía el plan con un plátano verde, tortilla de cuatro huevos con champiñones y tortilla con huevo extra y setas, respectivamente.

Algo que no me esperaba encontrar en la dieta de alguien que dice haber ‘pirateado’ su cuerpo es que basa parte de su dieta en comer sardinas, mejillones o caballa en lata, que complementa con gambas, aguacates y una ensalada. Para terminar, algo de fruta con manzanas verdes, peras o naranjas. Al final resulta que el secreto de la eterna juventud era la dieta de un piso compartido de estudiantes.

En total, Dave Pascoe asegura que invierte unos 300.000 dólares anuales y no es tan estricto en sus rutinas como Johnson. “Mi ‘tiempo para mí’ es extremadamente importante, así que lo programo, pero no dejaré pasar la oportunidad de pasar tiempo de calidad con los demás. Como hombre soltero que vive solo, cambiaré ese ejercicio, sesión de sauna o ‘biohack’ por tiempo de calidad conectado, siempre. Un solo día sin hacer algunas rutinas no me matará”, declarabaal New York Post.

En Xataka | La muerte es el precio que pagamos por ser quienes somos: la ciencia de la búsqueda de la inmortalidad

Imagen | Bryan Johnson, Dave Pascoe


La noticia

Duelo por la eterna juventud: Bryan Johnson y Dave Pascoe, la historia de dos hombres que solo viven para mantenerse jóvenes

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.