Consejo Regional de Seguridad Pública del Maule analizó línea de trabajo para este 2024

0
29

Este martes se realizó el primer Consejo Regional de Seguridad Pública del Maule de 2024, con la presencia del subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, la gobernadora, Cristina Bravo, el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, los delegados provinciales, alcaldes y representantes de la fiscalía, Carabineros, la PDI y el Poder Judicial.

En la instancia, la coordinadora regional de Seguridad, María José Gómez, informó los avances en las medidas implementadas durante 2023. Asimismo, presentó el diagnóstico para la elaboración del plan de seguridad de este año, a fin de analizar y definir las problemáticas a enfrentar.

Según Aqueveque, “con los 27 compromisos que nosotros el año pasado definimos para combatir los delitos priorizados, las incivilidades y los problemas emergentes, pudimos dar cuenta a el plenario del cien por ciento de ejecución”.

Para el plan regional 2024, explicó el delegado presidencial regional, “fueron priorizados los delitos de robo en lugar habitado y no habitado, el robo con violencia e intimidación, las incivilidades de comercio ilícito y ambulante, de consumo de alcohol y drogas en la vía pública, así como también hemos identificado el fenómeno emergente de la violencia escolar”.

Presente en el consejo estuvo el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, quien señaló que también se dieron a conocer antecedentes de la ley que otorgara a los municipios un marco regulatorio en materia de seguridad pública.

Por medio de esta legislación, indicó Muñoz, las administraciones comunales serán “parte de los organismos que tenemos que actuar por ley en materia de prevención. Y, con eso, tener la posibilidad de que a los municipios pueden llegar, a partir del segundo semestre si esta ley se aprueba, recursos para implementación, particularmente para los equipos que están trabajando en dicha materia”.

Durante su intervención en la sesión, el jefe comunal apuntó al delito emergente de la violencia escolar y la necesidad de crear un fondo concursable, para que los establecimientos educacionales y centros de padres puedan postular iniciativas de prevención.

“Una de las cosas que hemos planteado es ver la posibilidad de hacer un trabajo colaborativo con los centros generales de padres y apoderados, con los establecimientos, para poder habilitarlos adecuadamente y que tengan, a lo mejor, una línea de financiamiento específico para proyectos de intervención”, definió el alcalde curicano.