Cada vez hay más millonarios empeñados en gastar toda su fortuna antes de morir. No quieren que sus hijos la hereden

0
22

Cada vez hay más millonarios empeñados en gastar toda su fortuna antes de morir. No quieren que sus hijos la hereden

Lo de la meritocrácia pasa a un segundo término cuando se nace en una familia donde el saldo de la cuenta parece un número de teléfono. Los hijos de los millonarios tienen muchas posibilidades de heredar una enorme fortuna incluso si se sientan a ver pasar el tiempo sin hacer nada relevante. Sin embargo, la mejor lección de vida que estos millonarios pueden dar a sus herederos es donar toda su fortuna.

Laurene Powell Jobs heredó unos 10.000 millones de dólares de su marido Steve Jobs, y su propósito es no dejarles nada de esa fortuna a sus herederos. Gates, prometió donar toda su fortuna a fines benéficos y cada vez más millonarios están siguiendo su camino. El último: su satánica majestad Mick Jagger, que asegura que sus herederos no se beneficiarán de las regalías de sus canciones.

Mick Jagger deja a sus herederos sin su música. En una entrevista para The Wall Street Journal, el incombustible líder de los Rolling Stones ha abierto la puerta a vender los derechos de sus canciones posteriores a 1971. Eso incluye deshacerse de joyas como ‘Satisfaction’, ‘Paint it Black’ y ‘Jumpin Jack Flash’, lo cual le supondría duplicar la fortuna que ya atesora, valorada en unos 425 millones de libras (unos 490 millones de euros).

Sin embargo, el octogenario cantante ha declarado: “Mis hijos no necesitan 500 millones de dólares para vivir”. Tal vez los ocho hijos del artista, de entre 52 y 24 años, no opinen lo mismo de que su progenitor venda parte de su legado como ya hiciera en su día Bruce Springsteen, Paul Simon o Sting. El propio Sting se pronunció al respecto diciendo: “No quiero dejarles fondos fiduciarios que sean albatros alrededor de sus cuellos. Tienen que trabajar. Todos mis hijos lo saben y rara vez me piden algo, lo cual realmente respeto y aprecio”.

Bill Gates, sus tres hijos ya lo dan por perdido. Phoebe, Jennifer y Rory Gates han sabido desde muy tierna edad que la fortuna que amasó su padre fundando Microsoft nunca iba a llegar a sus manos.

El magnate de la informática y su esposa pusieron la primera piedra de una de las iniciativas filantrópicas con más empuje. La Fundación Bill y Melinda Gates no solo cuenta con el respaldo de los 108.000 millones que todavía atesora Bill Gates, sino que también la respaldan otros millonarios como Warren Buffett, que sigue los pasos del Gates aportando unos 3.500 millones al año. El objetivo de Warren Buffett es donar unos 160.000 millones de dólares antes de morir y cumplir la promesa de donar el 99% de su fortuna.

Mark Zuckerberg: vida sencilla también para sus hijas. Mark Zuckerberg lleva una vida sorprendentemente “sencilla” (dicho con todas las comillas necesarias) para una persona con una fortuna aproximada de 108.000 millones de dólares. El millonario y su esposa se han mostrado partidarios de que sus hijas sigan su propio camino.

Así lo expresaron en una carta pública indicando que sus hijas no recibirían la fortuna procedente de las acciones de Meta de su fundador, valoradas en unos 45.000 millones. Mark Zucherberg y su esposa Priscilla Chan quieren dedicar el 99% de esas acciones a donaciones a través de su fundación Chan Zuckerberg que promueve la igualdad entre los niños de todo el mundo.

Jeff Bezos y Elon Musk, no prometieron nada, pero igual tampoco les llega. No todos los millonarios prometieron dejar tiesos a sus herederos, pero al ritmo de gasto que llevan, igual lo consiguen. Jeff Bezos no prometió donar toda su fortuna a fines filantrópicos, pero sí que iba a donar 10.000 millones de dólares de los 149.000 millones de su fortuna a este fin. Por el momento no lo ha cumplido, pero va camino de conseguirlo. Lo que no tenemos tan claro es si sus herederos podrán disfrutar de algo de ese dinero visto el ritmo al que el fundador de Amazon se lo gasta en yates y mansionesen los lugares más exclusivos del mundo.

Elon Musk no invierte tanto en mansiones, pero sí está teniendo una mala racha en sus últimas inversiones y se estima que su inversión en la compra de Twiter X está siendo una ruina económica para el magnate de los viajes espaciales.

En Xataka | Bill Gates quiere cambiar el mundo: así invierte su tiempo y sus más de 95.000 millones desde que dejó la presidencia de Microsoft

Imagen | Flickr (Raph_PH, Greg Rubenstein), Instagram (@Zuck)


La noticia

Cada vez hay más millonarios empeñados en gastar toda su fortuna antes de morir. No quieren que sus hijos la hereden

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.