Blind Faith: a 55 años de un multitudinario debut sobre el escenario

0
20

Por un momento al menos, los restos del grupo de dos superestrellas de los 60 se unieron en la forma de Blind Faith. Por desgracia, la asombrosa combinación de Eric Clapton y Steve Winwood haría su debut con un concierto en el Hyde Park de Londres el 7 de junio de 1969, hace 55 años atrás, incluso antes de que se lanzara su único álbum.

La banda anterior de Clapton, Cream, había tocado su último concierto juntos el noviembre anterior en el Royal Albert Hall de Londres. Fue la culminación de un largo período en el que Ginger Baker y Jack Bruce se enfrentaron mutuamente. Al parecer, Clapton estaba buscando una escapada rápida. Casi al mismo tiempo, se estaban gestando problemas con el equipo Traffic de Winwood. A principios de 1969, Winwood también se había convertido en solista, y sin pensarlo dos veces. «Debido a la forma en que terminé [mi primera banda], The Spencer Davis Group, no vi ninguna razón por la que no debería dejar Traffic y seguir adelante», le dijo a Mojo. «Me pareció algo normal».

Mientras Cream se estaba separando, Clapton esperó su momento con algunos papeles secundarios memorables, sentado en la canción de  The Beatles escrita por George Harrison «While My Guitar Gently Weeps» y apareciendo como parte del confuso «Rock and Roll Circus» de los Rolling Stones. Su próxima colaboración, tan improvisada como el resto, llegaría a los titulares. «Había estado pensando mucho en Steve Winwood. Así que lo llamé y comencé a ir allí. Bebíamos, fumamos, hablábamos mucho y tocábamos nuestras guitarras», escribió Clapton en su autobiografía.

Significó un alivio y un gusto, al menos por un tiempo. Sin embargo, en poco tiempo, cierto baterista pelirrojo interrumpió la tranquila atmósfera. «Una noche, Steve y yo estábamos en la cabaña fumando marihuana y haciendo jams cuando nos sorprendió un golpe en la puerta. Fue Ginger. De alguna manera se había enterado de lo que estábamos haciendo y nos había localizado», escribió Clapton.

Mientras Steve Winwood estaba intrigado por la presencia de Ginger Baker, Eric Clapton experimentó punzadas de pánico interno, muy consciente de lo que podría suceder a continuación. «La aparición de Ginger me asustó porque sentí que, de repente, éramos una banda, y con eso vendría toda la máquina [del manager Robert] Stigwood y la exageración que había rodeado a Cream».

Las tuercas de esa máquina comenzaron a girar con la incorporación del bajista de Family, Ric Grech. Los recelos latentes de Clapton estaban incrustados en el nombre que ofreció para el grupo que se fusionó rápidamente: Blind Faith.

A no todos les emocionaba el nuevo apodo pero, como todo lo demás, parecía haber un impulso innato en este proceso que nadie podía frenar. «Sabía que era una exageración tan pronto como se llamó Blind Faith. Creo que el nombre fue en gran parte idea de Eric, pero sentí que tenía ciertas implicaciones negativas. Lo seguí solo porque, después de un tiempo, si una banda tiene éxito, el nombre pierde su significado y simplemente se convierte en una etiqueta», recordó Winwood en una entrevista con Mojo.

Blind Faith realizó varios ensayos en la casa de «mano lenta», tocando juntos y creando nuevas canciones. Entraron en los estudios Olympic y Morgan en Londres de forma esporádica entre el 20 de febrero y el 24 de junio de 1969, registrando lo que se convertiría en el disco debut homónimo de Blind Faith. Para el 7 de junio, estaban listos para una fiesta de presentación oficial, frente a nada menos que 100 mil personas en Hyde Park en Londres. Decir que fue una reunión inmensa para el primer concierto de una banda es quedarse corto, y la actuación inestable de Blind Faith refleja eso. «Estaba nervioso. Todos estaban. Sabíamos los números, pero no hasta el punto de no tener que pensar en ellos», recordó Grech más tarde. Blind Faith tendría que orientarse en el camino.

Mientras tanto, el nuevo LP del supergrupo llegó solo dos meses después de la actuación de Hyde Park, y alcanzó el número uno en el Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. Canciones como «Presence of the Lord», «Had to Cry Today» y «Can’t Find My Way Home» se popularizaron en masa y se convirtieron en elementos fijos de las estaciones de radio FM. Blind Faith, con ventas de platino, incluso se ubicó en el Top 40 de R&B de Billboard.

Aún así, la controversia se cernió sobre la atrevida portada del disco, que mostraba a una niña prepúber sosteniendo un avión cromado. Para la banda, representó la dicotomía entre inocencia y logro científico. Para los distribuidores, era una obscenidad que no se podía vender. El director de Atlantic Records, Ahmet Ertegun, intervino para suavizar las cosas. «No estamos de acuerdo en que la portada original sea ofensiva. Pero si algún distribuidor no la quiere, con mucho gusto le proporcionaremos una alternativa», anunció a la prensa.

Sin embargo, a medida que la gira avanzaba, los recelos iniciales de Clapton empezaron a cobrar importancia. No ayudó que Delaney and Bonnie, el acto de apertura familiar y relajado de la gira, ofreciera un ejemplo tan emocionante de contrastes creativos. «Si Delaney y Bonnie nunca hubieran tocado en el mismo cartel que nosotros, es posible que Blind Faith hubiera sobrevivido y reagrupado al final de la gira», dijo Clapton en su autobiografía.

Por supuesto, no fue así. Blind Faith realizó su último show juntos en Honolulu, Hawaii, el 24 de agosto de 1969, menos de un mes después de lanzar su único disco. Para cada uno de sus cuatro miembros, el grupo sigue siendo una parte histórica, aunque muy breve, de su pasado lejano.

Clapton se unió brevemente a Delaney and Bonnie inmediatamente después. Winwood, Baker y Grech decidieron continuar con un nuevo atuendo llamado Ginger Baker’s Air Force. Aunque eso también llegó a su fin solo un año después. Clapton se reuniría memorablemente con Baker para una serie de shows de Cream en 2005, mientras que Grech posteriormente se convirtió en parte de una versión reformulada de Traffic con Winwood. De lo contrario, unas pocas reuniones casuales entre Winwood y Clapton, en particular durante tres shows con entradas agotadas en 2008 en la ciudad de Nueva York, fueron lo más cercano que Blind Faith ha logrado de un compromiso de regreso.

La entrada Blind Faith: a 55 años de un multitudinario debut sobre el escenario se publicó primero en Futuro Chile.