‘Assassin’s Creed Mirage’ tiene menos ambición de la habitual en la franquicia. Lo sorprendente es que le sienta de maravilla

0
40

'Assassin's Creed Mirage' tiene menos ambición de la habitual en la franquicia. Lo sorprendente es que le sienta de maravilla

Tiene todo el sentido del mundo que ‘Assassin’s Creed: Mirage’, la última entrega (por poco tiempo: una nueva y ambiciosa iteración para móvil está al caer), mire al pasado. Al pasado de la franquicia, se entiende, que al pasado de la especie humana mira siempre. Más de quince años después del primer ‘Assassin’s Creed’ y después de doce entregas es interesante observar el legado que han ido dejando los sandboxes de UbiSoft.

Por eso ‘Mirage’, sin abandonar el ambicioso lore que la serie lleva años desplegando, se centra en un solo escenario, en una sola ciudad, algo que sorprenderá a quienes estén acostumbrados a los viajes que vertebraban entregas como ‘Valhalla‘, ‘Odyssey‘, ‘Origins‘ o ‘Black Flag‘. Aquí tendremos a un núcleo de población ciertamente muy respetable, pero más reducido: por eso el juego dura tan solo una veintena de horas.

Y por eso, también, es un título mucho más vertebrado por la historia que los anteriores. Y no solo hablamos de cómo nos cuenta la historia de nuestro héroe, Basim, mucho más lineal y que permite contemplar su evolución como iniciado, aprendiz y finalmente maestro de asesinos, sino también de cómo está implementado el desarrollo de las habilidades con las que podemos ir haciendo crecer al personaje.

Eso no quiere decir que ‘Mirage’ sea un juego limitado. Bagdad está llena de pequeñas cosas por hacer, desde robar a los comerciantes a aceptar pequeñas misiones, encontrar objetos perdidos o localizar lugares clave. Son pequeños toques que nos alejarán momentáneamente de la historia principal, pero en los que no tendremos que invertir horas de tiempo. Lo importante aquí para Ubisoft Bordeaux, clarísimamente, es que sigamos la historia principal.

Una decisión valiente que juega en favor de la inmersión

Muchos jugadores se lamentarán ante la falta de extras o la imposibilidad de perderse en un escenario extenso, pero desde luego no de la extensión de un pequeño país exótico. Sin embargo, son estos virajes en los códigos habituales en la serie los que a veces son bienvenidos y mantienen viva a la franquicia. Ya habíamos estado en una época muy cercana a esta en ‘Valhalla’, los orígenes de los Asesinos (aún los Ocultos) ya se habían explorado en ‘Origins’, y la atmósfera de este juego (la arquitectura, la estructura de la ciudad, la cercanía geográfica) tiene muchos puntos en común con el primer ‘Assassin’s Creed’, que transcurre solo siglo y medio después. Con todos esos precedentes en común, quizás un juego de sesenta horas habría sabido a repetición perezosa.

Por eso es interesante que Ubisoft haya decidido distanciarse, si no en época y escenario, sí en una mecánica que nos retrotrae a la relativa simplicidad de los primeros juegos de la serie. El sigilo y el parkour vuelven a estar en primerísimo primer plano. Incluso hay una característica, Historia de Bagdad, donde hay que encontrar 66 localizaciones y que recuerdan al Codex de los primeros ‘Assassin’s’.

Entre los problemas de ‘Mirage’, eso sí, está que la reducción de espacios y profundidad rolera nos lleva a un sigilo casi meramente cosmético: es fácil huir de los enemigos y despistarlos, y es fácil prescindir de las muchas opciones de sigilo que el juego ofrece (sobornos, disfraces), porque rara vez nos atraparán. En la parte de los combates, el set de movimientos es similar al de juegos recientes como ‘Valhalla’, pero muy simplificado. De nuevo, no tenemos la profundidad del catálogo de armas y movimientos de juegos anteriores, lo que se llegaría a hacer repetitivo… si el juego no durara veinte horas.

Con el impresionante acabado técnico y la inmersiva ambientación de la que siempre hace gala UbiSoft (con bugs gráficos aquí y allá, pero muy disculpables), lo cierto es que este ‘Assassin’s’ no decepciona en términos de lanzar al jugador a una época remota con todas sus consecuencias. Se abren las apuestas para intuir a qué se debe este cambio de orientación: experimentación con distintas fórmulas, recortes presupuestarios o impasse antes de otro ‘Assassin’s Creed’ mastodóntico. En cualquier caso, la jugada ha salido bien y la variación es refrescante. La serie sigue tan viva como sus asesinos.

Cabecera: Ubisoft

En Xataka | Ubi da detalles sobre las nuevas entregas de ‘Assassin’s Creed’ y desvela una nueva para realidad virtual 


La noticia

‘Assassin’s Creed Mirage’ tiene menos ambición de la habitual en la franquicia. Lo sorprendente es que le sienta de maravilla

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.