Alcalde(s) de Sagrada Familia presentó querella por fraude al Fisco en contra de suspendido jefe comunal

0
52

Nuevos problemas judiciales deberán enfrentar suspendido alcalde de Sagrada Familia, Martín Arriagada (UDI), junto a dos funcionarios de su administración, entre ellos, la directora de la Dideco, Patricia Serrano y el exadministrador municipal, Enzo Ormazábal.

Lo anterior, por un -supuesto- sobreprecio de más de 22 millones de pesos en un proceso de licitación municipal, correspondiente a la compra de obsequios tanto para niños, como para adultos mayores de la comuna.

Debido a lo anterior, el alcalde suplente Francisco Meléndez, en compañía del abogado Eric Juica, llegaron hasta el Juzgado de Garantía de Curicó para presentar una querella criminal por fraude al Fisco.

«La causa continúa siendo investigada por Contraloría, pero llegamos hasta acá, porque creemos que existe un ilícito en esta materia«, señaló,

Meléndez agregó que las denuncias al proceso licitatorio incluso «se realizaron mientras estaba en proceso de adjudicación«, situación que «daba cuenta de un posible proceso fraudulento por parte de los postulantes«, señaló.

Sobre el hecho de verse involucrada en este caso la directora de la Dideco, Patricia Serrano, Meléndez sostuvo que «ella fue la encargada de recepcionar la compra» de los obsequios, dijo.

Respuesta de Arriagada

En conversación con VLN Radio, el alcalde suspendido de Sagrada Familia, Martín Arriagada, negó una apropiación indebida de los regalos en cuestión, afirmando que “no se ha hecho nada que no corresponda”.

El alcalde suspendido afirmó que esta acusación tiene «sólo fines políticos», negando que los regalos hayan estado escondidos, como se le cuestiona.  De igual manera, reconoce que cometió el error de solicitar un centro de acopio municipal para guardar los productos, en un acto que según relata, «se realiza de manera personal desde el año 2014 junto a otros colaboradores», específicamente «a los alumnos que cada año tienen su licenciatura de cuarto medio».

El alcalde suspendido también recordó que el año 2012, cuando precisamente reemplazó en el cargo a Francisco Meléndez, las cuentas municipales «estaban embargadas», encontrando una serie de irregularidades que tuvo que sanear cuando asumió como jefe comunal. «Se nota mucho que me odia«, finalizó.